La idea

La idea
Gestionar y propiciar la cultura del diseño
Prototipo y sus colaboradores. Con la tecnología de Blogger.

El plan

El plan
Apoyo a eventos, enlaces, publicaciones y otras iniciativas de diseño

Co - Edición

Co - Edición
Este es un espacio de construcción conjunta. Es un espacio para todos

Imagen Central

Imagen Central

El Diseño vinculado a la artesanía, valores éticos de esta unión.

| 27.12.05
El Ecuador es un país rico y diverso en su nivel artesanal, es por ello que los diseñadores de varios sectores del mundo y del propio país están tomando en cuenta la idea asociar al diseño con la artesanía ecuatoriana, siendo esta una práctica nueva en el país.

En este momento el diseño aplicado a la artesanía en Latinoamérica se ve como un recurso que podría sacar adelante a muchas comunidades, las cuales verían mejorar su nivel económico. Es por ello que se está trabajando en conjunto con organizaciones no gubernamentales e incluso La Junta de Defensa del Artesano colabora con proyectos y con fondos para su realización.


El papel del Diseñador

El papel del Diseñador y de las organizaciones es dar oportunidades para un crecimiento en la calidad de vida a las comunidades dedicadas a la artesanía, mediante la elaboración de piezas diseñadas (dentro de este punto se deben contemplar la mejora de sus procesos de fabricación o elaboración, estética apropiada, valores ambientales, etc.), capacitación en ventas y asesoría en administración de su pequeña empresa.

Un buen resultado de esta simbiosis o combinación contribuye a la competitividad e inserción del sector cultural de la comunidad en los mercados nacionales e internacionales, merece la pena repetir que todo esto se logra por medio de la artesanía.

El factor común en la gran mayoría de proyectos es el siguiente: se debe procurar recuperar las técnicas ancestrales, mejorarlas o facilitarlas dándoles un nuevo matiz. Este matiz diferente y nuevo puede ser la incorporación de tecnología apropiada, diseño, mejoras en la calidad, renovación de la cosmovisión o conceptos nuevos, por lo general la conceptualización en este tipo de proyectos se basa en: país, identidad, cultura, materiales, entre otros.

Como se mencionó anteriormente, este tipo de asociaciones entre la comunidad, el diseñador y fundaciones (en la mayoría de los casos), se está implantando en varios países de Latinoamérica tales como Colombia, México, estos dos como los más representativos. Incluso en estos países se dictan cátedras para la obtención de títulos universitarios, una de las universidades que tienen esta especialización es la Universidad de Colima en México de la cual tomamos el siguiente párrafo relacionado con el perfil de un egresado en Diseño Artesanal:

Cada profesional especializado en diseño artesanal persigue mejorar la calidad de vida interpretando y resolviendo necesidades humanas que pueden ser cubiertas a través de la producción de objetos utilitarios y/o servicios aplicados a la vida cotidiana, además resuelve problemas y necesidades culturales con objetos y servicios reproducibles mediante procesos de pequeña y mediana escala, según las circunstancias de su tiempo y espacio.

Sobre todo debe ser un promotor de proyectos en busca del mejor desarrollo productivo y tecnológico a nivel regional y nacional, con el propósito de mejorar las condiciones de competencia comercial, vida de la región, y de actualización técnica.

Propicia la transformación de condiciones, busca mejorar la calidad de vida con plena conciencia de impacto de sus productos en el medio ambiente.

Tiene capacidad artística para dar significación y valores estéticos a sus productos, poniendo en sus productos características físicas, formales y funcionales.

El diseño para la artesanía termina siendo una estrategia para vincular al sector académico y profesional con la producción artesanal y encaminar los objetos hacia una identidad.

Debilidades de la relación diseño - artesanía.

Las ideas de desarrollo de un país parecen no tomar en cuenta el campo de la vinculación artesanal con el diseño.

Además de fallas en algunos programas de cooperación por el hecho que en muchos de los casos el equipo formado por el diseñador y/o fundaciones acceden al estilo de vida de las comunidades, son acogidos por sus habitantes, reciben sus cuidados; ellos a cambio son capacitados en técnicas y tecnologías para mejorar sus productos, como resultado de esto sale una colección o línea de productos, que se expondrán en almacenes de la fundación, sean estos en las ciudades nacionales o internacionales, el detalle negativo es que en muchos de los casos las ganancias no reflejan el trabajo de los artesanos.

Esta es la razón básica por la cual esta estrategia conjunta hasta el momento funciona a medias, entre otros de los factores podemos ver los siguientes:

• El hecho de que los artesanos no tienen mucha idea de que pasó con el dinero que invirtieron en la compra de su nueva maquinaria (sea o no con la ayuda de la Fundación)

• La desigual repartición de las ganancias que sus productos puedan tener en el mercado

• La falta de apoyo a su propiedad intelectual

• La falta de aporte de conocimientos por parte de las Funciones y diseñadores para que sus
productos sigan en el mercado y su efectiva distribución.

Conocidas estas razones, lo que le queda al artesano es obligarse a vender sus nuevos productos a escondidas, a precios menores a los que deberían, ya que como se mencionó antes carecen de orientación en cuanto a estrategia de ventas y precios adecuados, tampoco se les explica desde un principio los porcentajes que cada entidad (fundaciones, diseñadores) toma de las utilidades del proyecto en general.

Sucede a veces que el proyecto concluye, se lanza una línea de diseño artesanal, la comunidad se beneficia por el periodo de tiempo en el cual el producto creado es rentable, la fundación se va y el desarrollo se truncó allí, dejando a las comunidades sin percibir realmente lo bueno que fue el negocio y con poca credibilidad en la integración del diseño a sus productos. Luego Fundación y diseñador pueden ir a otra comunidad jactándose de dar ayuda a las comunidades artesanales más pobres ganando fama de esta manera y también, viviendo, comiendo y enriqueciéndose a costa de estas comunidades.

La Academia y la Artesanía

Estos grandes proyectos usualmente cuentan con el apoyo de convenios universitarios. El trabajo de los estudiantes es: aportar con ideas, bocetos, diseños y conceptos que han adquirido en su proceso de aprendizaje en las aulas y en la comunidad , claro con el posterior problema del derecho intelectual, el mismo problema el que tienen los artesanos (también mocionado antes).

En los casos más graves de faltas a la ética profesional el diseñador encargado o profesional es el que toma todo el crédito por el diseño y desarrollo de los productos expuestos y vendidos en el mercado y el aporte de la comunidad y el estudiantil desaparece, mientras la fama del diseñador profesional crece, y los demás cooperadores del proyecto pasan al anonimato.

Una Alerta

Este texto en lugar de crear alarma es más un llamado para las organizaciones y diseñadores, para que juntos velen por el desarrollo y la equidad.

Crear conciencia para impedir las acciones que aplastan no a los más débiles sino a los más ingenuos.


(Imágenes tomadas del catálogo Totora Fusión Andina, Totota Sisa s.c.c. www.totorasisa.com, info@totorasisa.com)


Escrito por Gabriela Cordovez

gabriela.cordovez@gmail.com
Más información »

¿Coincidencia o Copia?

| 14.12.05
Mientras veía la Televisón nacional, específicamente Telerama, canal cuencano, me sorprendo con el hecho de que, la alcaldía de Cuenca, ha lanzado su nueva imagen
Hay que resaltar la buena intención de esta entidad estatal en el afán de renovar su imagen, y proyectarla pero, ¿es solo coincidencia su increible parecido a la imagen del Centro Cultural Metropolitano de Quito?


Imagen actual del Gobierno de Cuenca

Imagen del Centro Cultural Metropolitano

Es obvio que ambas instituciones pretenden usar un elemento arquitectónico como el arco, que se repite mucho en ambas arquitecturas, pero hay que decir que el Centro Cultural Metropolitano ha usado esta imagen durante al menos cuatro años. Como diseñador, me ha sucedido algunas veces que, creyendo hacer un diseño innovador, cito alguna imagen que me impresionó, copiándolo, pero no puede pasarle a un estudio de diseño o diseñador algo parecido.
No es mi afán culpar de copia, pero si alguien conoce a los diseñadores implicados en este accidente, háganos llegar su comentario al respecto. Todos tenemos el derecho a la defensa.

Escrito por Freddy Alvear B.
Más información »

La falta del concepto del concurso de diseño en el Ecuador.

| 1.11.05
Los concursos de diseño han sido cotizados y bien vistos desde hace mucho tiempo en todas las regiones del mundo. Sin embargo, en el Ecuador el concepto del "concurso" se ha desvirtuado y ha llegado a un punto negativo o en el mejor de los casos a un punto muerto.

El concurso ha llegado a convertirse en una herramienta de muchos sujetos (organizadores) para pagar poco por un gran diseño y una cantidad enorme de propuestas. Es bastante fácil convocar a un concurso con bases escuetas y tener 15 o 20 propuestas, cobrar una suma aparentemente insignificante por la inscripción, escoger una, la misma que es premiada, con un reconocimiento monetario de poca significación para el creador. Tal vez la satisfacción y la nota en el currículo suplan este detalle, pero todos sabemos que "de algo hay que comer"... y que la fama siempre ayuda, así que creo que hemos llegado a la costumbre en el sistema del concurso.

Desde Buenos Aires, ciudad en la que el concepto del concurso del diseño está muy bien planteado, no pude evitar sentir envidia al ver una cartelera de la Escuela de Diseño, llena de afiches de concursos para estudiantes y otros abiertos (estudiantes y profesionales), con premios que van desde los 3000 pesos, (1000 usd) al tercer puesto y el premio al primer lugar varia en cada caso específico.

Mirándose el ombligo
Los concursos en el Ecuador (no solamente de diseño) parece que desde hace un tiempo se dedican solamente a premiar a sus amigos, o si circulo cercano. Así, se benefician entre ellos con un currículo excelente y una entrada extra de dinero. El resultado de esto es la falta de cooperación por parte de los participantes, descuido de los organizadores y falta de aval del concurso...

En un país como el nuestro se deberían hacer más concursos, con bases bien elaboradas y premios acordes con el proyecto ya que esto enriquece las técnicas, conceptos, teorías, herramientas y aportan al crecimiento de la disciplina del diseño. Además deberíamos tener concursos, muestras, exposiciones destinados a ver lo que acontece con el diseño en el resto del mundo. Esta es una parte del concepto de globalización que debemos aprovechar para nuestro beneficio.

Ojalá en algún momento en el Ecuador tengamos bienales, encuentros, concursos, salones de Diseño que no sólo miren nuestro ombligo sino más bien ver al mundo, y evaluar realmente los trabajos y proyectos. Con una buena política de concursos estaremos planteando bases fuertes para que en muy poco tiempo tener reuniones de diseño sólidas, y reconocidas a nivel mundial.
Escrito por: Paúl Astudillo
Buenos Aires, octubre de 2005
Más información »

Ganadores Lápiz de Acero 2005

| 11.10.05


Desde Colombia:
Los ganadores del lápiz de acero 2005, el premio que reconoce la labor del diseño en Colombia ya tiene ganadores. Más información en Proyecto Diseño.

(imágenes tomadas de www.proyectod.com)

Más información »

Producto Robusto

| 5.10.05


Desde hace algunos años se viene fortaleciendo en la Universidad Nacional de Colombia la idea de “diseño de producto robusto”, como respuesta a otras aproximaciones, igualmente válidas, que apuestan dando privilegio a las demandas del mercado.

La referencia más clara para la construcción de la idea de diseño de producto robusto la encontramos en el concepto de diseño robusto, elaborado por Genichi Tagushi, reseñado por Salvador Capuz Rizo1: “Un diseño es funcionalmente robusto si, ante la variación de las condiciones del entorno, presenta la tendencia a reducir el efecto sobre sus prestaciones”. Para lo que nos interesa, apoyados en Tagushi, un proyecto será robusto si ha sido concebido, esto es diseñado, de esa manera. Desde el proceso de diseño el producto se rodea, por decirlo de algún modo, de una capa de inmunidad relativa que le garantiza una mayor permanencia o, dicho desde la perspectiva comercial, un aumento del ciclo de vida del producto. De aquí se desprenden algunos principios básicos del “diseño de producto robusto”: anticipación e incorporación de conocimiento y tecnología de frontera, la primera ligada a la imaginación, la innovación y la prospectiva, y la segunda ligada a las posibilidades reales y la factibilidad del producto, pero las dos, orientadas a procurar la inmunidad relativa y la permanencia del producto.

Tagushi afirma además que la calidad nace en el diseño: “La calidad es una virtud del diseño, ya que la calidad de un producto nunca podrá superar el nivel establecido para las especificaciones del diseño” 2. dicho desde la perspectiva venimos adoptando, la calidad se diseño y, más radicalmente, no se controla; lo que es objeto fundamental de control es la calidad establecida desde el diseño. Por otra parte, es importante resaltar la noción de calidad que plantea: “La calidad de un producto es la (mínima) pérdida que el mismo causa a la sociedad desde que es fabricado hasta su retiro”. Esta está asociada tanto a la responsabilidad social del diseño como a de las empresas productoras y es afín con los compromisos del diseño industrial de la Universidad Nacional. De aquí dos principios adicionales para el “diseño de producto robusto”: el diseño de la calidad y la responsabilidad social del diseño.

Ahora bien, la idea de “diseño de producto robusto” nace del interés por ver el diseño desde la perspectiva de su responsabilidad social, la cual no puede ser establecida sino desde una aproximación compleja que incorpore tanto las responsabilidades del diseño tiene frente al usuario o el consumidor, la industria y la economía, el medio ambiente y la cultura, como métodos o procedimientos que consideren diseño, producción, comercialización, uso o desuso o disposición final del producto. La experiencia nos muestra considerar parcialmente estos campos en el diseño del producto conduce a soluciones que generan otros problemas en los campos no considerados. Aproximación compleja se establece entonces en este caso, como otro de los principios 3.

La práctica del “diseño de producto robusto” está entonces ligada a la visión del conjunto, al pensamiento complejo. No se trata de diseñar aisladamente para el entorno cultural, natural, tecnológico, productivo, económico o de mercado, o para usuarios idealizados. Se trata de llevar el proceso mismo de diseño la realidad de esos entornos y usuarios, verlas articuladamente o re-articuladas y proponer productos consecuentes con esas realidades. De incorporar y apropiar conocimientos y de reconocer lo más profundamente posible la realidad humana, la propia del diseñado y de quienes harán uso de los productos que diseña. De entender, como dice Victor Morin que: “Somos seres infantiles, neuróticos, delirantes al mismo tiempo que racionales. Todo ello constituye el tejido propiamente humano. El ser humano es un ser racional, capaz de mesura y desmesura; sujeto de un afecto inmenso e inestable; (…..) es un serio y calculador, pero también ansioso, angustiado, gozador, ebrio y en éxtasis, (…..) que sabe de la muerte y no puede creer en ella, que genera el mito y la magia pero también la ciencia y la filosofía” 4.

Conceptos que encierran el diseño robusto.

Es importante destacar que el diseño de producto robusto no se aplica por igual en todos los productos y que no asume posturas radicales sino que establece preferencias entre nociones que actúan, no como opuestos, sino como puntos o polos de atracción:

El diseño robusto se aproxima a:

Lo permanente.
Al diseño centrado en usuario.
La incorporación de conocimiento.
La estética apoyada en tecnología.
La visión prospectiva.
El fortalecimiento de la organización.
La delimitación flexible de la disciplina.

El diseño robusto se aparta de:
Lo efímero.
Del diseño centrado en el diseñador.
El trabajo de imagen de producto.
La estética apoyada en arte.
La respuesta a tendencia formal.
La orientación al mercado.
Una delimitación rígida de la disciplina.



1 véase del autor “Introducción al Proyecto de Producción”, Alfaomega, 2002
2 Ibid.
3 La noción de complejidad aquí considerada corresponde con lo planteado por Edgar Morin, en especial en “El método. Las ideas” y en “Introducción al pensamiento complejo”.
4 véase del autor “Siete saberes necesarios para la Educación del Futuro”





(Tomado de la Revista Acto 4, Universidad Nacional de Colombia)
Más información »

Los más vistos

 

Copyright © 2010 Prototipo | Design by Dzignine