La idea

La idea
Gestionar y propiciar la cultura del diseño
Prototipo y sus colaboradores. Con la tecnología de Blogger.

El plan

El plan
Apoyo a eventos, enlaces, publicaciones y otras iniciativas de diseño

Co - Edición

Co - Edición
Este es un espacio de construcción conjunta. Es un espacio para todos

Imagen Central

Imagen Central

Diseñando con Bambú:

| 27.2.07

Introducción

El bambú es una gramínea herbácea gigante, de tallo leñoso y vainaje complejo, cuenta con un sistema de rizomas robustos que le da su apariencia característica y gran resistencia. De gran variedad, existen más de 60 géneros y más 1100 especies.

En el Ecuador, se cosechan algunas de ellas, sobre todo la especie llamada Filostaquis (introducida) y la Guadúa Angustifolia Kunth, gigante endémica de Ecuador y parte de Colombia.

El bambú ecuatoriano se caracteriza por su dureza ligeramente superior, alta resistencia abrasiva y sus dimensiones, que permiten la producción de latillas más grandes.

En nuestro país, a sido un material redescubierto, que hace poco era considerado un estorbo, “mala yerba” como se denomina popularmente.

Este descubrimiento, ha ido más bien por la explotación de la materia prima. El diseño ecuatoriano está apenas comenzando a investigar las posibilidades técnicas y creativas del material, conocido en Ecuador como Caña Guadúa. Algunos ejemplos de este re - descubrimiento desde el diseño lo hemos reseñado ya en artículos anteriores .

Diseño en Bambú.

La forma natural del bambú plantea posibilidades y retos. La posición que cada diseñador toma frente al material, determina sin duda la configuración:

Respetando la forma:

La forma cilíndrica del bambú plantea algunas posibilidades, tomando en cuenta la gran estructura, dada por la misma forma cilíndrica, la dureza del material y la estructura agregada por los “canutos” (nudos naturales del bambú). En este sentido, el diseño puede optar por respetar esta forma, aprovechando las propiedades antes descritas.



Imagen 01:
Objeto accesorio para bebidas calientes. El objeto está diseñado para contener fundas de Té de varios sabores, esencia de café, azúcar y endulzantes varios. Se complementa con una taza y la posibilidad de usar cucharas y/o servilletas.
Diseño:
Dennis Calero


La configuración entonces se liga al cilindro, en busca de productos que buscan hablar de lo natural y la riqueza propia, expresando al usuario el origen, la calidez en lo auténtico. Esto no quiere decir, de ninguna manera, que se elimina la interacción con otros materiales (madera, metales, o variedades del mismo bambú, dando lugar a transferencias), para configurar accidentes praxológicos, mecanismo, u otros elementos de diseño.



Imagen 02:
Objeto escurridor secador de vajilla: El objeto, interacción de metal y bambú, está pensado como escurridor para después de lavar la vajilla, elemento aún muy usado en el Ecuador frente a las secadoras de platos. Los agujeros y la disposición del objeto en bambú responden a la praxis descrita.
Diseño:
Javier Medina

Esta opción plantea retos interesantes, desde la innovación y el punto límite (si es que existe) de la intervención en el material y su configuración natural. En cuanto a acabados superficiales, el material permite ser torneado, lacado, pintado, perforado, y casi cualquier otro que se aplique a la madera. Cabe decir que en este sentido, el área de investigación es muy extensa en cuanto al desarrollo de acabados específicos para el bambú.

Desde los factores técnicos, esta opción de diseño se plantea como la idónea para procesos artesanales, en donde la tecnología aplicable y la capacidad instalada de nuestros artesanos es más bien escasa, más aún teniendo en cuenta que las herramientas y maquinaria usada para la producción con bambú es prácticamente la misma que para la madera, material con el que muchos artesanos está familiarizado. Con una correcta inserción del diseñador, visto como parte del proceso, respetuoso de la cultura del artesano, y eliminando la visión del artesano como “mano de obra barata”, esta es un interesante opción para el trabajo con este material.

El bambú: Muchas posibilidades.

Los procesos de intervención sobre el material han dado como resultado el desarrollo de posibilidades interesantes como las llamadas “latillas”, láminas delgadas de bambú.
Este proceso hace pensar al bambú como sustituto efectivo de la madera, ya que puede ser llevado a tableros, con lo que se abren un sin fin de aplicaciones como pisos, contrachapados, y otros. Para el diseño, la latillas plantean otras alternativas al momento de diseñar, incorporando el concepto de plano en el lenguaje de configuración.

Los acabados superficiales son idénticos a la madera. Se incorporan interesantes acabados como el quemado superficial.

Desde el factor técnico, el proceso primario de obtención de la latilla plantea la intervención de un nivel más alto de tecnología que en caso anterior. La maquinaria y herramienta necesaria, así como el proceso en sí, exige una intervención que se puede afrontar desde las PYMES (1), y no siempre es posible desde la artesanía rural o popular.

Sin embargo ya existen empresas en el Ecuador como Bambúa dedicada a este tipo de procesos, lo que sin duda demuestra la intención firme del empresario ecuatoriano por explorar en este material. Esto permite además la incorporación de procesos como la Artesanía Urbana (link), que tiene acceso a proveedores de la materia prima procesada.



Imagen 03:
Porta Revistas y periódicos: Diseñado para el uso en hoteles, tanto en lobby como servicio al cuarto, este objeto permite su interacción con un carrito de servicio. El uso de latillas complementa al bambú en estado natural, estructurándolo.
Diseño:
Ana Jiménez.

Interacción de materiales:

Como lenguaje estético, el bambú se relaciona inmediatamente con lo natural, lo ecológico, con una nueva forma de vida más cercana a la naturaleza. Esta tendencia está presenta en las ciudades, que buscan este tipo de materiales como salida a un entorno en donde reina el hormigón y el metal. Inclusive es considerado armónico por prácticas como el yoga o el fen shui.

Estas características pueden ser aprovechas desde el diseño y hasta como una estrategia comercial. El uso del bambú, la interacción de varias variedades o con la madera, complemento casi obligado, dan como resultado objetos cálidos, íntimos, familiares.




Imagen 04:
Porta CDs: Se plantea un módulo totalmente en bambú, con juntas tarugadas que permiten flexibilidad al momento del uso. El módulo puede crecer la capacidad del objeto desde 3 a 150 CDs. Se usa bambú en rodajas, complementado con latillas. El módulo además está pensado para su configuración en curvas.
Diseño:
Erika Pérez.


Sin embargo, su interacción con otros materiales son también válidas. Se destaca el contraste que se logra con el metal, material relacionado con lo industrial, con la tecnología. Al ser considerado el metal un material “frío” se logra un equilibrio con el bambú. El diseño además se ve enriquecido con transferencias, que aportan a la comunicación con el usuario.

El metal aporta nuevos elementos, como tensores, varillas, tubería, etc. que complementan el lenguaje de configuración y permiten estructura.

Como conclusión:

El bambú es un producto ecológico. Su crecimiento, después de ocho años, permite una cosecha cada año; sus procesos de inmunización y secado pueden hacerse con sustancias de bajo impacto ambiental, y al ser un elemento natural, es biodegradable.

Con un correcto desarrollo de productos, en el que el bambú sea abordado como un nuevo material y no solo como sustituto de la madera, así como investigación de proceso propios, el bambú puede sin duda convertirse en un material alternativo, que permite además el desarrollo de comunidades alrededor de su cultivo y tratamiento.

El diseño aún tiene mucho que decir alrededor de este material, sus posibilidades competitivas frente a otros llamados tradicionales y su calidad de “exótico”, visto desde otros mercados como el Estadounidense y el Europeo.



Imagen 05:
Porta Planos y lápices: Este objeto, orientado al uso en un estudio de arquitectos o para estudiantes de arquitectura, usa la forma piramidal para configurar un porta planos y otros elementos necesarios en la profesión. El desarrollo del producto llega hasta la configuración de ensambles flexibles y otras piezas de bambú.
Diseño:
Raúl Almendariz

Notas:
- Todos los objetos mostrados en este artículo se desarrollaron en el Taller de Objetos para uso cotidiano en Bambú, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Sede Quito, Carrera de Diseño de Productos.

- Profesores Asesores: Dis. Nadya Buitrón y Dis. Freddy Alvear.

- Un agradecimiento a todos los estudiantes del taller por su trabajo y sus reflexiones en torno al taller, así como el acceso a las imágenes.

(1) Pequeñas y medianas industrias.


Escrito por:
Freddy Alvear

Fotografías:

Nadya Buitrón
William Urueña
Freddy Alvear


6 comentarios:

Anónimo at: 22:57 dijo...

Por favor me podrian orientar que tan favorable seria que utilizara el bambu para una terraza en vez de manejar la teja o barro, pienso utilizar el bambu y sobre ella laminas de acrilico transparentes.
Cual es el cuidado que deben tener.
Gracias por su ayuda.
HIlda
hildy_perez2000@yahoo.com.mx

{ Carlos } at: 13:49 dijo...

Yo tengo la misma pregunta de Hilda. Sólo que me idea es hecharle una capa de cemento de unos cinco centímetros en lugar de ponerle lámina. Esto es para 10 cabañas que tengo en la playa, en donde la temperatura es alta y actualmente estoy utilizando palma, pero atrae muchos animalitos como: ratas, lagartijas, alacranes,etc,. Les agradeceré sus comentarios.

{ BAMBUEY } at: 23:06 dijo...

Muy lindos tus diseños. Muy originales! Felicitaciones por tanta creatividad!
Bambuey

ashly ortiz at: 20:43 dijo...

yo kiero saber de ke estra hechoo el bambú yy noo explikaa nadaa

ashly ortiz at: 20:43 dijo...

yo kiero saber de ke estra hechoo el bambú yy noo explikaa nadaa

ashly ortiz at: 20:44 dijo...

es tareaa yy no se ke poner ????

Los más vistos

 

Copyright © 2010 Prototipo | Design by Dzignine